Historias Extraordinarias: Muhammad Yunus y el Banco de los Pobres.

Muhammad Yunus  es un brillante economista nacido en Bangladesh que gracias a una beca pudo asistir y obtener un doctorado en la Universidad Vanderbilt .
En 1971 volvió a Bangladesh, para ejercer la profesión docente en la Universidad de Chittagong, donde ocupó el cargo de Director del Departamento de Economía Rural hasta 1989.
En 1974, el profesor Yunus propuso una forma de organización social para las aldeas rurales a las que llamó Gram Sarker (gobierno rural), que demostró ser practicable y útil por lo que en 1980 fue adoptada oficialmente por el gobierno de Bangladesh.

Al convivir con los campesinos de la región de Jobra (Bangladesh), Yunus se dio cuenta de cómo la pobreza se perpetuaba generación tras generación debido a que el sistema económico dejaba fuera a los pobres. Ningún banco estaba dispuesto a conceder préstamos a quienes no podían ofrecer garantías.

Decidido a romper este círculo vicioso de pobreza, Yunus creó en 1976 con su propio dinero; el Banco de los Pobres (Grameen Bank), venciendo la enorme resistencia y los numerosos rechazos de las entidades bancarias de Bangladesh.
El Banco de los Pobres obtuvo en 1983 la calidad de banco autónomo y  ha salvado de la miseria a cientos de miles de sus compatriotas.
Este formidable “banco de los pobres” ha beneficiado a más de tres millones y medio de personas, mujeres en su mayoría; que son propietarias ellas mismas del banco y que reunidas en grupos de cinco o más- solidarias y responsables- consiguen rembolsar 9 de cada 10 de sus pequeños préstamos en contra de lo esperado. Esto beneficia principalmente a los hijos de las mujeres que obtienen beneficios por su actividad.

El modelo del Banco Grameen que aplica una política económica y social encaminada a la construcción del hábitat rural y de escuelas es seguido en todos los continentes.
Muhammad Yunus recibió de la UNESCO en 1996 el Premio Simón Bolívar en 1996. Yunus considera que “el crédito solidario concedido a aquéllos que nunca habían pedido un préstamo refleja el enorme potencial sin explotar que tiene cada ser humano”.
En octubre de 2006 Yunus recibió el Premio Nobel de la Paz.
La compasión y el deseo de ayudar a otros a sido el factor determinante en esta historia de éxito, que ha generado que personas que no tenían esperanza, se convirtieran en prósperos emprendedores.
Sin importar el lugar en donde nos encontramos; podemos hacer una diferencia en la vida de aquellos que nos rodean utilizando la imaginación y el amor por los demás!