Inteligencia Emocional

“Cualquiera puede enfadarse, eso es algo muy sencillo. Pero enfadarse con la persona adecuada, en el grado exacto, en el momento oportuno, con el propósito justo y del modo correcto, eso, ciertamente, no resulta tan sencillo.”
Aristóteles.

 La Inteligencia Emocional es la característica que permite al líder sentir estados de ánimo, comprender temperamentos, entender motivaciones, adivinar intenciones, dirigir, equilibrar y controlar los estados emocionales de los demás.
Pero también comprender, controlar y modificar sus propios estados emocionales; actuando en cada situación conforme a la conveniencia del propósito.
Es el medio para interpretar y orientar la conducta propia y ajena de forma que sea LA VISIÓN lo que oriente cada acción y no la emoción preponderante.
La inteligencia emocional determina la manera en que nos relacionamos, entendemos al mundo y la posibilidad que tenemos de INFLInteligencia EmocionalUIR  en él.

En el liderazgo es el recurso indispensable para alcanzar, distinguir, aprovechar o incluso CREAR oportunidades y soluciones en medio de las crisis.
Aunque el desarrollo de la Inteligencia Emocional implica un paciente proceso, estas son algunas CLAVES que pueden ayudarnos:

1.- IDENTIFICAR.- La simple observación de las propias emociones, cuándo y porqué se generan; puede ser de gran ayuda para empezar a comprenderlas, manejarlas y controlarlas adecuadamente.

2.- CONTROLAR.- Para guiar e influir en los demás, debemos primero ser capaces de GUIARNOS a nosotros mismos controlando las reacciones emocionales y buscando maneras alternativas y más adecuadas de expresar nuestras emociones.

3.- DESARROLLAR EMPATÍA.- Ponernos en los zapatos de otros, nos ayuda a ver las cosas desde su perspectiva, ayudándonos a comprender las razones de su conducta.

4.- PRACTICAR LA PROACTIVIDAD.- Ampliar la perspectiva, planificar y practicar diferentes respuestas ante las situaciones y problemas.